domingo, 15 de junio de 2008

Extrañas melodías (E.V.)


A nadie por lo general le agradan los cambios y a mi parecer es una opinión bastante respetable; yo misma los rechacé. Generan nerviosismo, inestabilidad... Sin embargo, es inútil evitar los cambios producidos por los giros del destino; no se aprecian cuando están a punto de ocurrir pues vienen de puntillas hasta ser descubiertos; sólo entonces se adhieren fuertemente al suelo y dependiendo del acorde de su taconeo nos gustará más o menos su melodía. Mientras paramos ese instante, procurando asimilarla e interpretarla ya se ha ido, de nuevo de puntillas. Así es, un instante... El fondo de armario melódico de un cambio es más numeroso que cualquier colección de sellos, fotografías, libros, pinturas...que se precie; incluso más que las luces de una metrópoli siendo ésta la coleccionista. Es bonito tener toda una vida para descubrirlos, tener tiempo de repetir los que sonaron más lindo, inmortalizando ese momento en nuestra mente y sentimiento. Se llega a vivir con el temor de que nunca lleguen.

Si hablamos de amor, noticias me llegan de historias inaúditas... Una vez, una niña se enamoró si ser correspondida; con el tiempo encontró otro lugar donde poner su corazón pero el destino caprichoso se lo arrebató devolviéndola de nuevo a ese fulgor oculto, dándola la oportunidad que antaño se le arrebató. De nuevo, el destino insaciable de juego y azar decidió que aún no es su hora y bifurca por segunda vez sus latidos. Ella, aprendiz de la vida, ya teme olvidar, al igual que teme seguir amando. Sí, son cambios- se dice.- ¿Pero qué cambios? Su pulso apresurado de un corazón que aún ama la impide hacer acopio de la melodía que vuela entre su pelo. -¡Para!- dice a su corazón. Tiempo tiene de poder apreciar unas pequeñas pisadas en la lejanía... -¿Y ahroa qué?- grita a un cielo oscuro.-¿En qué camino me has dejado?



ENGLISH VERSION: "Strange melodies"

Nobody usually likes the changes and in my opinion is an opinion quite respectable; I reject them by myself. Generate nervousness, instability ... However, it is useless to prevent changes caused by the twists of destiny; they are not appreciated when they are about to happen as they come on tiptoe to be discovered, only then adhere strongly to soil and depending on your heels in line, we like more or less its melody. While we stopped that moment, trying to assimilate and interpret it is gone again on tiptoe. Yes, one moment ... The melodic wardrobe change is larger than any collection of stamps, photographs, books, paintings ... that price, even more than the lights of a metropolis being that one the collector. It's nice to have a lifetime to discover them, have time to repeat that sounded more beautiful, immortalizing that time in our mind and feeling. You get to live with the fear that never come.

If we talk about love, I get news stories unheard ... Once, a girl fell in love if being reciprocated, eventually she found another place to put its heart but fate snatched it capricious returning back to the hidden splendor, giving her the opportunity to once was snatched. Again, fate and chance play insatiable is not yet decided its time and forks for the second time their heartbeats. She apprenticed for life, fears and forget, as fears continue loving. Yes, they are changes, it is said .- But what changes? His pulse rush of a heart that still loves to garner prevents the melody in her hair flying. - Stop! - Says his heart. Time has to appreciate some small steps in the distance ... - What now what? - Yelling at a dark sky .- In what way you left me?

4 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

El cambio es vida, no es que nos asusten y los rechacemos, es que joden cuando no somos capaces de adaptarnos. Me ha gustado tu blog
Saludos desde el Sur.

TXETXU dijo...

¡Qué maravilla Mery!

Me ha encantado de principio a fin. Me has dejado alucinado, voy a volver a leerlo ahora otra vez, en cuanto acabe de escribirte esto.

Respecto a los cambios, yo suelo tender a no hacerles caso al principio. Aunque piense por dentro que se pueden llegar a dar... siempre espero una señal muy clara, para amoldarme a ellos. Si recibo señales entonces es cuando atiendo al cambio, pues ya es seguro. No sé si me explico. :)

Te lo vuelvo a decir otra vez, un texto maravilloso.

Un besazo enorme poeta.

TXETXU dijo...

Podría calificar como tal los dos, y tu forma de escribir. Me gusta mucho, de veras.

Un besote enorme.

Bastian dijo...

Q U E S E R I O